Envíos peninsulares gratis a partir de 29 euros (incluido Portugal)

Blog

Un San Fermín diferente

Capilla San Fermin

Este semana debería tener lugar la que es probablemente la fiesta más famosa de España: los Sanfermines. Sin embargo, debido a que aún no hemos acabo de superar la pandemia, una fiesta tan multitudinaria como esta no va a ser posible.

Este año tendremos un San Fermín muy poco festivo, y es que los eventos se van a centrar totalmente en lo religioso, algo que también puede tener su encanto. Lo más llamativo de los Sanfermines siempre han dicho los encierros, el chupinazo, la fiesta… Y a veces se nos olvida que se trata de una fiesta religiosa donde se honra al santo católico, San Fermín.

Así, las festividades este año solo tratarán de misas, celebradas en las capillas de San Fermín y San Lorenzo, con un aforo limitado de 400 personas, empezando desde el 6 de julio hasta el 14. Algunas de estas contaran con la participación de grupos como la Orquesta Sinfónica de Navarra o el Orfeón Pamplonés, pudiendo disfrutar de una música de primera calidad.

Lo que nos perdemos

En este post también queríamos hacer un pequeño homenaje a la fiesta, recordando sus tradiciones que tanto nos gustan y que no vamos a poder disfrutar este año. Empezando por el chupinazo, que cada año daba comienzo a los sanfermines lanzando un cohete desde el balcón del ayuntamiento, con la plaza llena de gente celebrando la festividad, una de las imágenes más simbólicas de San Fermín.

Chupinazo

Los encierros siempre han sido el plato fuerte de los sanfermines, disfrutables de múltiples maneras: si te van las emociones fuertes y vas muy preparado para ello, puedes experimentarlos de corredor, pero para la mayoría de la gente, como meros espectadores tanto en primera fila como desde nuestros televisores, ver a los toros corriendo por las calles de Pamplona es el show que más vamos a echar de menos.

Encierro San Fermin

Por último, mencionar todas actividades que se solían organizar como bailes o desfiles, como los de los Gigantes y Cabezudos, que eran tan disfrutables por los más pequeños, aparte de toda la fiesta, comida y bebida que hacen de San Fermín una fiesta donde era imposible no pasarlo bien. Esperamos poder disfrutarla en su plenitud el año que viene.

Gigantes y cabezudos
Share with

Start typing and press Enter to search

Carrito

No hay productos en el carrito.